Abstractas

Sueño

HEC_0028 (Copiar)

Doble exposición sin retoque fotográfico.

Anuncios

La fuente mágica

HEC_0216 (Copiar)

La mágica fuente despertó. Atravesada por el sol, el agua bailaba al compás de la música. Inventada coreografía de improvisados pasos. Un, dos, tres, un, dos, tres. El empeño del hombre por embellecer lo mundano, por humanizar la deshumanizada ciudad. Contraluces líquidos. Inestables cuerpos de chorros tambaleantes. Parábolas imperfectas de perfectas imperfecciones. Hipérboles. Geometrías acuosas. Mapas de la fugacidad. Estudios arquitectónicos de la gravidez. Física del instante. Poética de la mortalidad. Deja escapar este momento para dar sentido al siguiente. Todo se descompone paralizado. Por eso aumento la velocidad al máximo y congelo la escena: los chorros se convierten en gotas; los bailes, en quietud. Catedrales de cristales brillantes. La música muere. No tiene sentido una fuente congelada. Como no tiene sentido mi cámara a mi alma anclada. ¿Cómo hablar sin palabras? ¿Cómo sentir con imágenes? ¿Cómo expresarlo todo con la mirada? «¡De mil maneras!», me digo. «¡De mil maneras!» Y me marcho sin dejar de mirar al sol, que me deja ciego y loco, que me ha enseñado una vieja lección.


Árbol de nubes

HEC_0017 (2)_01 (Copiar)

He plantado un árbol muerto. Crecerá por fuera, menguará por dentro. Se alza, esmirriado esbirro, atrapando lo que yo no tengo. Dentro de su copa, frondosas nubes iluminadas por el sol. Cada rama sosteniendo lo que escupe mi imaginación. Así le doy vida a lo imposible, soplando al viento mi secreto: mirar sin ser visto, creer que estoy cuerdo, gritar bien alto, gritar sin voz, gritar que ni soy ni estoy. Que también me quedo preso en la copa de este árbol muerto, de este impostor, de este trozo de cielo que en sus ramas se enredó.


Que se marcharán*

HEC_0001 (Copiar)

Ya ha comenzado la cuenta atrás, se acabará. No es que no me importe, es que simplemente sé que lo hará.

¿De qué me serviría pensar que nunca sucedería? Prefiero preparar una fiesta de despedida por cada uno de aquellos días que fueron tan plácidos, ingrávidos… Tan espléndidos, tan románticos… Tan rápidos, tan fáciles, tan intrépidos, tan imbéciles… que se marcharán.

I>>Despedida, Izal.

* Imagen obtenida por doble exposición sin ninguna manipulación informática ni retoque fotográfico. 


Caleidoscopio

HEC_0017 (2) (Copiar)

Recuerdo que cuando era un niño, mis padres nos regalaron a mi hermano y a mí sendos caleidoscopios. Esos tubos sonaban cuando se giraban, pues los cristalitos que había en su interior iban revolviéndose, y mirando a través de uno de sus extremos, como un telescopio, uno entraba en un universo paralelo de colores hipnotizadores. En la infancia nos encantaba encontrar colores, luces y destellos intentos. Hoy buscamos esos estímulos en nuestras vidas con otras formas, con otros sentidos, con otros intereses.
No hace mucho, en una breve conferencia sobre fotografía, hablaba del peligro del fotógrafo hastiado que, cansado de ver siempre los mismos escenarios, al final prefería quedarse en casa sin salir a buscar nuevas imágenes por terrenos pisados hasta la saciedad. Craso error. No siempre se vuelve a casa con una imagen interesante, igual que no siempre el pescador vuelve a casa con una presa de importancia, pero nuestra imaginación es el mejor anzuelo en el que antes o después picará alguna original idea. Con esa mentalidad tomé esta imagen que, como siempre, no se trata de un truco de Photoshop, programa que no uso, ni de ningún retoque en posproducción. Es, en realidad, una cuádruple exposición tomada in situ. No suelo realizar fotografías abstractas, pero esta al menos me recuerda a aquellos caleidoscopios de mi infancia, y me hace pensar que es importante mantener la ilusión, la originalidad y el sentido de la belleza escondida y revelada en nuestro día a día.


Entre las nubes

HEC_0030 (Copiar)

Tantas vidas tan distintas, y todas con un mundo tan dispar.
Tantos miedos, tantas curvas sin señalizar.

Y a las tres me rindo en silencio.
¡Y al sonar las cuatro sé que todo lo puedo!
Peajes a pagar, por echar de menos un lugar,
donde no he estado jamás.

Y vuelta a empezar a derribar paredes,
a no pisar más charcos, a construir más puentes.
A respirar más fuerte, a buscar el sol entre las nubes.

Aprenderé a nadar
contra la corriente de nuevo.
El río no me llevará.

Me falta espacio para las heridas.
El tiempo es la mejor saliva.
Hay miedo a resbalar otra vez,
y no saber cómo ponerme en pie.

Y vuelta a empezar a quererte como eres
A levantar los hombros y a andar como se debe.
A respirar más fuerte, a buscar el sol…
…entre las nubes…

Entre las nubes. Carlos Goñi (Revólver), 2014. 2015

Nos vemos en Babilonia.

HEC_0029 (Copiar)


Escarcha

HEC_0002 (Copiar)