La levedad del equilibrio

NOE_2637 (Copiar)

Ya termina de calmarse el agua. Ya empieza a barruntar la cabeza. Quizá sea por este extraño silencio. Espeso espejo de cristal seco. Quizá, por las tormentas de mi imaginación. Qué leve es la tranquilidad. Qué difícil el equilibrio. Con qué rapidez todo se desmorona. Como la superficie de una laguna sosegada: tan fiel al cielo y tan frágil al tacto. Parece que se va a romper con sólo mirarla. Una piedra desprendida y las ondas inundarán su cuerpo. Se mezclarán los colores del otoño en un borrón acuoso hasta convertirse en expresionista paleta bañada de ocres, verdes y rojos pardos. Quién será el loco artista que pinte tus bosques sin perder la cabeza. Si nuestros pies no caen al abismo, seguiremos caminando pisando el cielo y mirando nuestros zapatos.

NOE_2612 (Copiar)

Anuncios

Los comentarios están cerrados.