Sin cristal, la realidad

HEC_0013 (Copiar)

Ya quedan desnudas las paredes de la casa. Ya se cae el cielo en su interior. Ya habitan la alimañas sus terrenos. Ya se mueren los muros sin dolor. Empieza el día a sucumbir, y me asomo a la vieja ventana sin cristal. Y sin cristal, no hay más dura realidad. Una realidad amargar y fétida, con el hedor del olvido, el que borra nuestro pasado, del que niega haber vivido. Ya no queda nada por salvar en este pequeño rincón. Ya no quedan ganas ni fuerzas, ni pasado ni presente, ni verdad ni mentira, ni nadie que lo recuerde. Sólo, un montón de escombros; el veneno de la tardanza; las ruinas del fracaso; ni rastro de esperanza.
Ya quedan desnudas las paredes de la casa. Ya cae la lluvia en su interior. Ya habitan fantasmas en mi mente. Ya me marcho sin decir adiós.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.