Los voluntarios de la Puebla Vieja

HEC_0150 (Copiar)

La parte realmente interesante de Laredo (Cantabria) no es la que abraza su extensa playa. Esa zona del pueblo es una expansión urbana moderna fruto del auge inmobiliario y turístico de los años 60 del pasado siglo. La parte verdaderamente interesante se encarama a un cerro de poca altura donde se levanta el casco viejo, llamado “puebla vieja de Laredo”, fundado entre los siglos XIII y XVII. Aquí están las cinco rúas, o calles, que parten de la iglesia gótica de Santa María de la Asunción y marcan la personalidad de un barrio único. Son callejuelas que cobijan casonas, casas-torre, conventos, portalones, escudos mobiliarios, plazas, murallas… Desgraciadamente, los pubs degradaron la zona con “música”, fiestas, ruidos, borracheras y demás elementos incívicos. Tanto es así que los vecinos se han organizado en una asociación llamada “Voluntarios de la Puebla Vieja” para recuperar el dañado patrimonio histórico. Su trabajo continúa hoy. Como reconocimiento a la gente preocupada por su propia tierra, valga esta modesta imagen de una de las callejuelas escondidas en la parte interesante de Laredo, perdida en el casco viejo. Suerte.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.