El perro de Bárcena

HEC_0146 (Copiar)

La primera toma que realicé de este cánido era un primer plano horizontal junto a los dos taburetes de madera (otro día la publicaré). Me encontré con los tres en las calles del pequeño (no mas de noventa habitantes) pero muy interesante pueblo de Bárcena Mayor, en la zona de Cantabria donde no huele a mar, sino a montaña. Atravesamos el Parque Natural de Saja-Besaya hasta el Valle Argoza y nos topamos con esta aldea pintoresca y acogedora. Enfrente de una pequeña tienda que era al mismo tiempo un taller de artesanía, este perro descansaba ajeno al trajín turístico que se paseaba delante de sus morros. Una imagen típica, pensé, pero al poco alcé la vista y vi en el muro de piedras un crucifijo dentro de otro. Así que probé una toma esta vez vertical que lo incluyera, y al mismo tiempo el perro coincidió perfectamente respetando la regla de los tercios. De repente la fotografía ganó sobremanera. Ya en casa pienso en el animal, ajeno a todo, viviendo tranquilo sin preocupaciones metafísicas, políticas, económicas o culturales. Y pienso que si todos nos tomáramos la vida un poco más como él (sólo un poco), todo iría algo mejor.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.