Asomado a tus azules

HEC_0068 (Copy)

Llevo sentado frente a ti las horas que le faltan a mi reloj. Cada segundo me lleva a la conclusión de que pronto y tarde no tienen sentido en este rincón. He visto cómo arde el sol dentro del mar, pero nada se compara a la calma de tu paz. No quiero emborracharme de tu aroma, pero me invade la prisa de tu ahora. Y justo ahora que cierro los ojos veo tus labios desplegándose como alas de mariposa; son piedras que besan tus aguas, que acarician tu saliva, que se asoman al mar de tus azules, de tus turquesas, de todas tus respuestas. Llevo sentado frente a ti los latidos que le sobran a mi corazón. Cada bombeo me lleva a la solución de que cielo y tierra pierden norte y razón cuando quedan prendados del verde de tu canción. Canción de agua, cascadas y lágrimas. Canción sin música ni percusión, que pierde el ritmo cuando llega la hora de decir adiós. Llevo sentado frente a ti todos los días que le sobran a mi razón. Y por más que me obliguen a abdicar…

…nunca me cansaré de mirar.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.