Cuidando tus pasos

HEC_0033 (Copy)

No puedo garantizarte que iremos siempre por el buen camino. Que nunca nos equivocaremos, que el terreno será llano y jamás baldío. No puedo probar que el callejón tiene salida, que las aceras gozarán siempre limpias. No puedo creerme cuando te digo que todo irá bien, pero no dejaré de decirlo. Tampoco te juro que cada paso será hacia delante, pues no sería la primera vez que damos un giro al volante. Ni piedras, agujeros, baches o escalones podré esquivar siempre a tiempo, pero al menos reforzarán nuestros frenos. Para volver a arrancar, para volver siempre eternos los besos que nos dimos, los infinitos “te quieros”, los momentos vividos. Por eso no te garantizo que el viaje será siempre ligero, y quizá a ratos no esté a tu lado.

Pero sí puedo prometerte que, aunque no me sientas, siempre estaré cuidando de tus pasos.

[ Ánimo, Pequeña. ]

Anuncios

Los comentarios están cerrados.