Un mar de nubes para un sombrero fiel

HEC_0058 (Copy)

Muere de sed mi viejo piano. Él cree que sigue vivo, pero mis dedos le mataron. Muere de risa la pena que lancé al viento. Muere la pobre, pero muere y ríe al mismo tiempo. ¡Qué felices aquellos tristes días de otoño! Prefiero sentarme bien que sentirme mal. Prefiero el infierno contigo que el cielo sin tu mano. Guardé mi valor en el cajón de la mesilla, y cuando me hizo falta ya se había devaluado. Siempre que me siento a gusto conmigo mismo acabo discutiendo. Siempre que me encuentro bien… me pierdo mal. Y aunque le di cuerda, la cajita de música ha pedido el compás. Nunca pido deseos; tengo demasiados. Lo que busco es la manera de realizarlos. Bajo mis pies, el cielo en los charcos. Sobre mí, un mar de nubes acechando. Por si quedan dudas, he perdido la cabeza. Pero no teman, he puesto un cartel que reza:

“Se busca sombrero fiel.”

Anuncios

Los comentarios están cerrados.