Seco

Las olas se alejan de la playa. Nunca ninguna se repite. Todas son distintas. “Anatomía de una ola”, se atrevió a escribir un genio llamado Antonio Vega. Un genio muerto, que no se puede defender; ya te puedes burlar de él. El sol se oculta en el horizonte de agua. Todo desaparecerá menos el ruido del oleaje; como un terremoto de agua eterno. Me pregunto si realmente seguirá el agua ahí cuando se ennegrece o sólo es nuestro recuerdo sonoro lo que percibimos. Sea como sea, para bien o para mal (para mal, seguro) mis pies seguirán secos. Por siempre. Sin dar un solo paso, mientras a ti te llega el agua al cuello. Para dar título y sentido a tu teoría. Te daré siempre la razón; como a los tontos. Te daré siempre los buenos días; aunque llueva. Cada uno se mancha la piel con lo que tiene alrededor. Me cuidaré de que no me manches.

Gracias por demostrarme que siempre es mejor ocultar los sentimientos que sacarlos a tender después de la tormenta.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.