Tim +

He de reconocer que respecto a Mike Oldfield soy un auténtico “friki”. Conozco su discografía y la mayoría de los músicos que han tocado con él a lo largo de casi cuarenta años de trayectoria. Reconozco también que conocer a cualquiera de ellos es siempre un honor para mí. El 5 de octubre de 2008, mi cumpleaños, pensaba acercarme a Madrid para asistir al concierto de Suzy & Los Quattro, cuyo teclista invitado aquella noche era Tim Cross, un clásico músico en la discografía de Mike Oldfield. Tim compuso junto al propio Mike varios de sus temas míticos, como Family Man, Orabidoo o Taurus II, y participó en sus giras no sólo como teclista, sino como director musical en el escenario. Desgraciadamente para mí, días antes del concierto en Madrid sufrí un accidente de tráfico: regresando del trabajo en bicicleta un coche se saltó un ceda el paso y me arrolló, lesionándome la espalda. Me perdí el concierto.  Varios compañeros de pasión musical sí pudieron ir, y lo que me contaron a la vuelta me dio más envidia todavía: Tim Cross no sólo no renegó de su pasado con Mike Oldfield, sino que interpretó en el descanso del concierto algunas improvisaciones de clásicos como Tubular Bells especialmente para aquellos pocos seguidores de Oldfield presentes. Por si fuera poco, al término del concierto, no tuvo reparo en bajarse del escenario y tomarse unas cañas con ellos, charlando e incluso intercambiando sus direcciones de correo electrónico. Mis amigos me trajeron, para compensar que me perdiera esa velada, un autógrafo con dedicatoria incluida de Tim. Cuatro años después de aquello, comprendo al verlo que un tipo que traduce su apellido gráficamente en su autógrafo tiene que tener un sentido del humor especial. Sobre todo si me felicita por mi cumpleaños con un divertido dibujo.  Siempre pensé que habría otra oportunidad para conocerle, sobre todo si era tan abierto.

Desgraciadamente hoy recibo la noticia de que Tim ha perdido una larga batalla contra un cáncer de pulmón y nos dejó a principios de este mes. Y supongo que uno no tiene derecho a sentirse triste por perder a alguien a quien nunca conoció.

¿O quizá sí?

“Hey, Héctor!

Watch out for the cars! I missed playing on Platinum because I got run over. 
Enjoy your birthday. 
Love, Tim +”

Anuncios

Los comentarios están cerrados.