La curvatura del horizonte

Sé que es mentira, que la curvatura del horizonte no se puede apreciar desde dentro de la Tierra. Ni siquiera desde el aire se observa con facilidad: a diez kilómetros de altura (propio de los vuelos transoceánicos) casi no se nota. Habría que alcanzar una estación espacial (unos 360 kilómetros de altura) para apreciar ligeramente la curvatura del horizonte terrestre. Por eso, aunque sé que esta fotografía es sólo el efecto visual de mi lente angular y las nubes lejanas, por un momento podemos sentir que no todo es lo que parece, y que el terreno llano no siempre es tal. Es la curvatura de lo aparente.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.