Otro sol

Sin tierra; sólo agua, cielo y fuego. Abre tus manos. Extiende tus brazos. Hasta el fin. Demasiado limpio. Demasiado oscuro. Nadie alrededor. Extiende tus manos y vuela. Sólo alza la mirada. Danzando alrededor del sol. Un sol que se mueve alrededor del mar. Nadie herido. Nadie inocente. Nadie culpable. Nadie me sostiene. Sólo floto. Como una pluma recién caída. Y llega hasta el mar, donde esperan mis deseos, mezclados con el fracaso, donde todo, tierra, agua, cielo y fuego, fueron de repente el dardo de una lágrima cayendo en reposo. Y vuelve a amanecer. Siempre en silencio.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.