Casi despierto

 Tenía que salir de allí cuanto antes. Ya había pensado en dar el primer paso hacia mi libertad. Pero entonces me di cuenta de que ya había echado raíces. Era un árbol más: mudo, estático y sin rostro.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.