Argán


Diez metros de altura y doscientos años. Esas son las metas de argán. Silencioso y humilde, extiende sus brazos de madera por Marruecos y Argelia. Abraza el aire regalando a la tierra su tesoro que deja caer caprichoso cuando le apetece, sin que nadie pueda arrebatárselo antes de tiempo. Ese es el trato de argán: respetar su voluntad, su tiempo, y dejarle dar el fruto de la seguridad cuando él cree oportuno. No importa qué manos lo recojan; el color no existe para su corazón inyectado de savia y sabiduría.
Hoy soy yo quien, escondido en mi rincón del mundo por no hacer ruido ni llamar demasiado la atención, recojo el fruto de años de paciente espera; y en forma de disco compacto recibo de quien cumple años un regalo inesperado. Ella (que debería ser la regalada) me da la vida en forma de canciones firmadas por Carlos Goñi. Nadie sabe más que ella lo que significa ni cuán importante es para mí la música. Por eso, para mí Argán ya no es un árbol; es un proyecto inédito en nuestra tierra acostumbrada al pop prefabricado, obsoleto y aburrido; tierra de ídolos sobrevalorados cuyas canciones ni componen, ni producen, ni arreglan; tierra poco o nada agradecida, adormecida por apuestas seguras y obsesionada con críticos llenos de complejos.
Argán es, desde hoy, una de las experiencias musicales en español más increíbles que han entrado en mi casa. Y lo es todo: la música, sin duda, la protagonista; pero también su diseño, su carátula, su libro de letras, la xerografía, el símbolo donde letras latinas y árabes encajan perfectamente; su mensaje… sus mensajes; y también lo es “Del árbol del silencio pende el fruto de la seguridad”, revelador, impactante, terriblemente directo. Revólver, por dios, no es un grupo. Ni una banda. Revólver es música. Y punto. Y quien no lo entienda, debería viajar más.

“Un día fuimos todos hermanos”, Carlos Goñi.

Anuncios

2 comentarios

  1. Pingback: Revólver en Aranjuez, una lluvia violenta y salvaje « La Retina de Cristal

  2. Pingback: ‘REVÓLVER’ EN ARANJUEZ: TORMENTA ELÉCTRICA Y SALVAJE « Periódico Uno Seis