Laguna de Uña

La Serranía de Cuenca tiene su particular oasis perdido entre los riscos y el Puntal de San Roque, en una zona jalonada de barrancos, peñascos y desniveles. Esta gran charca, laguna llamada, tiene origen natural, aunque la mano del hombre intervino para darle mayor volumen. Hoy hacemos un alto en el camino para dejarnos seducir por la tranquilidad de este rincón castellano manchego escondido del visitante.

Encajonada entre la Laguna de Uña y el Río Júcar encontramos una colina de gran altura sobre la que se erige la pequeña villa de Uña, de poco más de un centenar de vecinos. Con las sierras de las Majadas al norte y la de Valdecabras al sur, nos encontramos protegidos por paredes de piedra verticales que parecen observarnos desde su privilegiada altura e inmortal naturaleza. Uno no puede más que sentirse pequeño rodeado por las fuerzas de la naturaleza, quizá lentas, pero más poderosas que el propio hombre. Son ellas quienes han creado estos parajes, con el viento, la lluvia y los ríos como constructores invitados. Hoy, el pequeño pueblo no es más que un alto en la carretera comarcal, pero esconde paisajes salvajes que despiertan nuestros sentidos. El Parque Natural de la Serranía de Cuenca se encargó en 2007 de preservar el entorno, donde ni siquiera se permite la práctica de deportes acuáticos ni el baño, lo que ha permitido la conservación perfecta de la laguna; muchos otros lugares deberían haber seguido su mismo ejemplo, y hoy hablaríamos de situaciones mejores, por ejemplo, en las Lagunas de Ruidera, donde el turismos desmesurado y sin control ha arrasado gran parte del paraje.

Esta no es una visita prevista: regresamos de ver Vega del Codorno y del cercano Nacimiento del Río Júcar (del que más adelante haremos su propio reportaje), y tras pasar el embalse de la Toba, decidimos parar en un pequeño pueblo que se recuesta sobre la carretera, como no queriendo separarse mucho de su única vía de comunicación y sustento. Sólo hay silencio. Algunos vecinos descansan al aire libre. La villa se engalana por donde pasa la carretera para dar una buena impresión al visitante e invitarle a parar para reponer fuerzas en sus tierras. Pese a su pequeño tamaño, Uña tiene trajín de turistas, y hay numerosos restaurantes y bares. Varios autobuses parecen monstruos reposando junto a la laguna, y decidimos unirnos a ellos. Altos y frondosos árboles resguardarán nuestro vehículo mientras emprendemos a pie un pequeño recorrido hasta el mirador de Uña. El color verde será, a partir de ahora, el protagonista, bañado a veces por añiles y ocres otoñales.

Uña, “hoz” en su sentido etimológico, hace aquí gala de su nombre. De las dos hectáreas originalmente encharcadas por el Arroyo del Rincón se ha pasado a las más de quince de la actualidad, tras la construcción de un dique en 1925 para aprovechamiento de un salto hidroeléctrico. Pero poco importa: nadie podría dudar de la naturaleza del lugar, perfectamente conservado y prácticamente intacto. Tenemos caminos bien señalizados y rutas programadas para cada tipo de dificultad que aguante el caminante. Quienes se atrevan a subir hasta lo alto de las muelas se toparán con vistas inigualables. Nosotros, hoy, no tenemos tiempo, y nos conformamos con ver el lugar a ras de agua.

Los buitres leonados nos acompañan incesantemente, sobrevolando nuestras cabezas. En el agua, una buena representación de flora y fauna fluvial. De regreso al coche, tenemos la impresión de haber descubierto un pequeño refugio reservado sólo a quienes deciden, porque sí, parar un momento el plan de viaje y dejarse seducir por los caminos que se bifurcan de la ruta principal. Repetiremos.

Anuncios

3 comentarios

  1. Pequeña luna

    Fue un viaje que en la vida olvidaré…

    17 agosto, 2010 en 21:27

  2. Espectaculares fotos !! Sobre todo la primera y la última, qué colores tan bonitos. Gracias por descubrirnos este pequeño refugio. Me apunto el lugar para visitar 🙂

    Saludetes !!

    19 agosto, 2010 en 09:26

  3. Estás hecho un serrano. Bien ilustrado.

    20 agosto, 2010 en 13:03

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s