Distancia

  Cuanto más lejos oteo en la distancia, más borrosa la imagen que me llega del horizonte. Pero si el horizonte me espera, pisaré todas las tierras de este suelo manchado de melancolía para disipar la neblina. Y si no se disipa, seré un fantasma fundiéndose con ella.
Recuerdo aquellos años de juegos infantiles por cerros olvidados. Recuerdo aquellos paseos por entre árboles que sostenían la imaginación de la inocencia. Recuerdo la ausencia de quien nunca conocí. Recuerdo el futuro de una lejana realidad que nunca ocurrió.
El blanco cielo sin nubes, como si fuera un lienzo por pintar que nadie se atreve a manchar, se expande sobre nuestras cabezas. Sólo el ocaso con su pictórica imaginación de ocres y añiles volverá a dar vida y color una imagen en blanco y negro que, poco a poco, voy olvidando de mi mente. Ya no recuerdo, porque yo mismo soy un recuerdo.

Y me pierdo en la distancia…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s